Adrian Simental, 24



2015500 block of East Lee Street, Azusa,CaliforniaPolicia de AzusaAzusaAdrian Simental, un latino de 24 años de edad, fue muerto a tiros por un oficial de policía el domingo 21 de junio de 2015, en la cuadra del 500 de East Lee Drive, en Azusa, según los registros del forense del condado de Los Ángeles. El incidente comenzó a las 12:52 p.m., cuando la familia Simental llamó al Departamento de Policía de Azusa para reportar que el joven estaba actuando de manera extraña y se había autolesionado, informó la detective Holly Francisco, del Sheriff del Condado de Los Ángeles. Poco después, la policía recibió otro informe, según el cual Simental estaba ingresando en la casa de su vecino. Allí había roto varias ventanas, precisó Francisco, e ingresado a la casa a través de una de ellas. Los vecinos también dijeron haber escuchado a una mujer gritando dentro de la propiedad, señaló la detective. Un oficial de Azusa ingresó a la casa y encontró a Simental en la puerta trasera. “Allí fue cuando ocurrió el tiroteo con intervención policial”. Simental fue trasladado a un hospital cercano, donde fue declarado muerto a la 1:38 p.m., según informes del forense. Finalmente resultó, como detalló Francisco, que no había nadie en la propiedad más que Simental. “No sabemos de dónde provinieron los gritos”, afirmó. “Podría haber sido él mismo, pero realmente lo desconocemos”. Al menos dos vecinos señalaron en informes de televisión haber visto a Simental en el patio trasero, gritando: “¡Dispara! ¡Dispara!”, antes de ser baleado varias veces por el oficial. “Son obviamente declaraciones de testigos”, señaló Francisco, “pero no estamos seguros. No lo sabremos hasta que entrevistemos al oficial acerca de por qué decidió dispararle”. El oficial no fue identificado, pero Francisco señaló que trabajaba hacía ocho años en el Departamento de Policía de Azusa. Los investigadores no hallaron ningún arma cerca de Simental luego de que fuera baleado. Sí había herramientas cerca del sitio donde cayó, pero los investigadores del sheriff desconocen si éstas jugaron algún papel en el tiroteo. El Departamento del Sheriff investiga todos los homicidios para el Departamento de Policía de Azusa, entre ellos los que tienen intervención policial. Francisco informó que sus investigadores aún no habían podido entrevista al oficial, por lo tanto desconocían qué había ocurrido cuando él ingresó a la casa. East Lee Drive es una calle arbolada con casas pequeñas y bien cuidadas, sólo a un par de manzanas de Azusa High School. La calle estaba tranquila en la mañana del 23 de junio, excepto por el zumbido de unos equipos de limpieza dentro de la casa donde Simental fue baleado. Los propietarios se habían mudado a un motel hasta que la casa estuviera reparada y limpia, señaló uno de los trabajadores. Las gotas y manchas de sangre seca crearon un camino desde la casa donde Simental vivía hasta el cerco de la propiedad contigua, donde murió. Sus familiares rechazaron cortésmente realizar una entrevista, pero más tarde, esa misma noche, Jossie, hermana de Simental, envió información por mensaje de texto acerca del Fondo Funerario para Adrián Simental. Jossie Simental también proporcionó una foto de su hermano con el pelo largo, como siempre lo había llevado hasta poco tiempo antes de morir. “Mi hermano asistía al East L.A. Community College”, escribió. “Amaba tocar la batería y jugar a su deporte preferido, el fútbol. Era una gran persona, y yo desearía tenerlo aquí de vuelta”.